Formas de adivinación

Formas de adivinación Astrología | 01/02/2016 QueHoroscopo | 8.50 / 10

Cuando alguien habla de adivinar el futuro, somos muchos a los que se nos vienen a la cabeza alguien que echa las cartas del tarot, se concentra en una bola de cristal, observa la líneas de la mano. Y poco, muy poco más.

Pero, cuando se trata de saber qué es lo que nos va a traer el mañana, lo cierto es que hay una enorme cantidad de métodos, todos ellos tan válidos o tan nulos como lo sea la capacidad y, sobre todo, la intuición del intérprete. Veamos algunos ejemplos:

La aeromancia, por comenzar por uno al azar, es la interpretación de las nubes, el viento y otros Cuando alguien habla de [n adivinar el futuro], somos muchos a los que se nos vienen a la cabeza alguien que echa las cartas del tarot, se concentra en una bola de cristal, observa la líneas de la mano. Y poco, muy poco más. Pero, cuando se trata de sabe. Se lanza mentalmente una pregunta y, según la forma que tomen las nubes, la dirección e intensidad del viento, y otros factores semejantes, se interpreta una u otra respuesta.

Otro, éste muy curioso, es la aracnomancia, o lo que es lo mismo, interpretar qué va a ocurrir según los movimientos, color y hora en la que veamos a una araña. Podemos, simplemente, ver al insecto sin haberlo buscado en exceso y tener en cuenta a qué hora lo hemos visto, dónde y qué hacía, o podemos tomarlo en las manos y depositarlo sobre una mesa para observar sus movimientos. De nuevo será la intuición la que desempeñe su trabajo.

Métodos de adivinación
Casi cualquier método de adivinación es bueno.


Más formas de adivinación que podemos emplear con elementos relativamente habituales en nuestro entorno: la botanomancia, o adivinación mediante las plantas, de la que la dafnomancia es una variante muy curiosa: se trata de ver el futuro a través de las hojas de laurel.

La dafnomancia presenta, a su vez, dos variantes: una que ya casi no se practica, consistente en que una mujer virgen mastique las hojas de esta planta y, a través de ellas, entre en trance divino para ver el futuro (no se practica, entre otros motivos porque ese “trance” es, en realidad una intoxicación por las hojas de una planta que, en suficiente cantidad, es venenosa). La otra variante, más inocua, consiste en quemar una rama y hojas de laurel y observar las llamas.

Lo que nos lleva a la piromancia o adivinación mediante la observación del fuego y el humo. Según el color e intensidad de las llamas, así como el espesor y matiz del humo, entre otros factores, recibiremos unas u otras respuestas.

Éstos han sido sólo unos (pocos) ejemplos de los cientos de métodos de adivinación que pueden usarse. Cada intérprete utilizará aquél que más en contacto esté con su intuición. De hecho, con que poseas un mínimo de tal capacidad, algo que todo el mundo tiene, podrás realizar tus propias adivinaciones. Sólo inténtalo ¿Qué puedes perder?

¡Compártelo con tu familia y amigos!
No te pierdas nada nuevo y pincha en megusta!
El sol en la carta astral
El sol en la carta astral

Habida cuenta de que es el sol y el lugar de la ca..

¡Cuidado con los magos auténticos!
¡Cuidado con los magos auténticos!

En ningún momento hemos negado que existan fantást..

¿Llega el fin del mundo con el nuevo papa?
¿Llega el fin del mundo con el nuevo papa?

¿Sabes que según tres grandes profetas el que salg..

¿Qué métodos de adivinación conoces?